Pedidos

Descripción

Ciruelo de San Juan 10 L
Ciruelo de San Juan 10-12 L
Ciruelo de San Juan 15 L
Ciruelo Golden Japan - amarillo 10 L
Ciruelo Golden Japan - amarillo 10-12 L
Ciruelo Golden Japan - amarillo 15 L
Ciruelo Golden Japan - amarillo 25 L
Ciruelo Reina Claudia Dorada 10 L
Ciruelo Reina Claudia Dorada 10 - 12 L
Ciruelo Reina Claudia Dorada 15 L
Ciruelo Reina Claudia Verde 10 L
Ciruelo Reina Claudia Verde 10-12 L
Ciruelo Reina Claudia Verde 15 L
Ciruelo Reina Claudia Verde 25 L
Ciruelo Reina Claudia Verde 35-40 L
Ciruelo Reina Claudia Tolosa 10 L
Ciruelo Reina Claudia Tolosa 10-12 L
Ciruelo Reina Claudia Tolosa 15 L
Ciruelo Japonés rojo 10 L
Ciruelo Japonés rojo 10-12 L
Ciruelo Japonés rojo 15 L
Ciruelo Japonés rojo 25 L
Ciruelo Japonés rojo 35-40 L
Ciruelo Japonés Negro 10 L
Ciruelo Japonés Negro 10 - 12 L
Ciruelo Japonés Negro 15 L
Ciruelo Mirabelle 10 L
Ciruelo Mirabelle 10-12 L
Ciruelo Mirabelle 15 L
Ciruelo Mirabelle 25L
Ciruelo Mirabelle 35 - 40L
Ciruelo Mirabelle Negro 25 L
Ciruelo Europeo morado (alargada) 10 L
Ciruelo Europeo morado (alargada) 10 -12 L
Ciruelo Europeo morado (alargada) 15 L
Ciruelo Enano 10 L

Reina Claudia Verde

Japones Rojo

Japones Negro

Golden Japan

SISTEMAS DE PODA

Con vegetación, es decir, cuando la planta tiene hojas. De abril a octubre.
En tiempo de reposo de octubre a marzo.

PREPARACIÓN DEL TERRENO

Abrir un agujero según el volumen del contenedor. Las dimensiones del agujero tienen que ser siempre superiores a las del cepellón, de forma que las raíces que crezcan tengan tierra blanda.

ATENCIÓN!

No poner abono químico u orgánico en contacto con las raíces, ya que se podrían quemar las nuevas. Es posible, sin embargo, mezclar un abono muy descompuesto con la tierra de plantación.

PLANTACIÓN

Antes de la plantación, poner el contenedor de 5 a 10 minutos dentro del agua para humedecer bien el cepellón. Seguidamente, sin estropearlo, sacarlo del contenedor de plástico. Enterrar la planta colocándola de manera que la tierra de la superficie del cepellón quede un poco por debajo del nivel del terreno, ya que el punto de injerto no debe enterrarse. Cubrir con tierra fresca y fina los alrededores del cepellón, y, una vez acabada la plantación, regar abundantemente para que la tierra quede bien apisonada.
Pedidos

Web desarrollada por Volcànic internet